La mejor cámara en 2014: ¿Qué tipo de cámara deberías comprar?

La mejor cámara en 2014: ¿Qué tipo de cámara deberías comprar?

La compra de una cámara se ha vuelto bastante complicada con el paso de los años: hay muchos modelos donde elegir. La gama de cámaras fotográficas es realmente enorme. Desde los modelos compactos realmente baratos que compiten con tu smartphone, hasta las cámaras SLR más profesionales que pueden llegar a costar un riñón y parte del otro. Lo más importante de todo, es intentar realizar una compra inteligente que nos satisfaga a cada uno de nosotros. ¿No necesitas todas las funciones de una cámara SLR? ¿Prefieres algo más automático pero con una buena óptica? ¿No quieres arrepentirte después de haberte gastado más de 1000 euros en una cámara que no sabes usar?

Vamos a centrarnos en tres tipos de cámaras en esta guía – Cámaras compactas, sistemas compactos (o sin espejo) CSC, también llamadas cámaras EVIL, y las réflex (SLR) o DSLR.

1.-Cámaras compactas

Las cámaras compactas son cámaras con lentes fijas que no se pueden intercambiar. Este tipo de cámaras es el que se enfrenta actualmente a los smartphones. Muchas de estas cámaras incluyen características avanzadas, tales como sensores sofisticados, objetivos con zoom, incluso WiFi y tecnología GPS.

Dentro de las cámaras compactas vamos a poder encontrar un tipo de modelo que son muy parecidas en diseño a las SLR pero sin la capacidad de intercambiar objetivos, son las llamadas “cámaras puente”, ya que tienen características de las compactas y de las SLR. Las cámaras compactas suelen tener muy buenos objetivos, algo sorprendente teniendo en cuenta que suelen tener tamaños relativamente pequeños.

Tamaño y resolución del sensor

Cuando las cámaras digitales aparecieron por primera vez se produjo una especie de carrera por conseguir la que tuviera más megapixeles, pero ahora mismo los consumidores prefieren encontrarse una buena cámara que un montón de pixeles sin sentido. El tamaño del sensor es en realidad más importante, ya que cuanto más grande sea el sensor, más se agrandaran los pixeles, lo que es bueno para la calidad de la imagen. Una cámara relativamente simple como la Canon Ixus 150, tiene un sensor de 1/2.3″ con 16 millones de pixeles, el mismo número que la Fuji X100S. Sin embargo, la Fuji X100S tiene un sensor de formato APS-C con el mismo tamaño que muchas cámaras réflex.

Fujifilm X100S - Cámara compacta de gama alta

¿Qué tipo de sensor me conviene? ¿Full-Frame, APS-C, Four-Thirds?

Con esto se puede llegar a una conclusión clara. Qué una cámara tenga más pixeles puede ser engañoso. Por ejemplo, la Nikon Coolpix S2800, que se puede comprar por unos 110 euros, viene con un sensor de 1/2.3 pulgadas y 20,1 megapíxeles, mientras que la Canon PowerShot SX280, que cuesta casi 200 euros, tiene un sensor de 12,1 megapíxeles y 1/2.3 pulgadas . La Canon tiene mejor procesador óptico gracias a su lente, mejor procesamiento de imagen y otros factores que también influyen en la calidad final de la imagen. Hay que recordar también que aunque tengamos más megapíxeles, las imágenes también pueden sufrir más degradación o “ruido” cuando se utilizan con altos parámetros de sensibilidad de luz (ISO).

La lente

¿Que cámara compacta debería elegir? Tienes que responder a la siguiente pregunta ¿Que tipo de fotos quiero hacer? Si te gusta hacer fotografías de paisajes o fotos de interior, tienes que comprar una cámara con un lente que disponga de gran angular, equivalente a 24-28mm. Si te gusta hacer retratos, tienes que ir a por una lente con una apertura amplia fija (por ejemplo, f/2.8) para poder desenfocar el fondo mientras se mantiene el objeto del retrato más nítido.

Aperturas grandes (un numero pequeño f/número) también son útiles si te gusta hacer fotos con poca luz. Una “cámara puente” con un teleobjetivo (zoom óptico de 20x o superior) será muy buena para fotografiar objetos desde la distancia, o para hacer fotos deportivas y de la naturaleza. Tienes que asegurarte de que la cámara tiene algún tipo de estabilizador de imagen, ya sea integrado en la cámara o a través de la lente, para conseguir fotos sin mucho movimiento. Una cámara que combina estos 3 puntos es la Panasonic FZ200, cuya lente va de 25mm a 600m y tiene una apertura de f/2.8.

Panasonic FZ200

Visor y pantalla LCD

La mayoría de las cámaras compactas actuales te permiten ver las fotos que vas a realizar en la pantalla trasera en lugar de tener visor óptico tradicional. Hay que asegurarse de que tienen una pantalla grande y luminosa y que tenga al menos 460k de resolución. Ser capaz de girar y ajustar la pantalla es útil para realizar la composición de la foto. Muchas pantallas ofrecen además un control táctil para hacer más fácil la toma de la foto.

Tamaño

Las compactas más simples están diseñadas para llevarse en un bolsillo, mientras que las “cámaras puente” o cámaras compactas con un superzoom, aun siendo más pequeñas que antes, son más grandes. Esta es una consideración importante a tener en cuenta, ya que muchas veces cuando nos vamos de viaje, es importante llevar el menor peso posible.

Características adicionales

Los fabricantes siempre están intentando incluir nuevas características para llamar la atención del posible comprador. No hay que descartarlas desde un primer momento, ya que hay algunas que pueden ser muy interesantes. La conectividad WiFi hace que sea más fácil transferir y compartir imágenes de forma rápida, y que la cámara disponga de GPS puede ayudar a que luego localicemos fácilmente donde hemos tomado las fotografías.

La Canon PowerShot S110 cuenta con WiFi, junto con un enfoque automático rápido y sensible.

Canon PowerShot S110

¿Cuánto debo gastar?

Una cámara compacta sencilla, fácil de transportar y de usar con un buen objetivo y más opciones de disparo que tu smartphone puede comprase por menos de 100 euros. El siguiente nivel es una cámara compacta con 12 – 20 megapíxeles por unos 200 euros, que es más que suficiente para hacer fotografías muy decentes. Una compacta de gama media, con sensores más grandes, mejores objetivos y opciones de disparo avanzadas, te costará alrededor de los 300 euros, mientras que una compacta con una calidad similar a una SLR, como la Canon G16, se puede encontrar por alrededor de los 450 euros.

2.-Sistemas compactos

¿Quieres tener la portabilidad de una cámara compacta pero la posibilidad de poder utilizar distintos tipo de lentes? Tienes que pensar en las cámaras con sistemas compactos (o sin espejo o EVIL). Como su nombre indica, estos dispositivos evitan la disposición de espejos tradicionales que se encuentran en las cámaras réflex (SLR), pero muchas incorporan el mismo tipo de sensores de alta calidad. Son más compactas que las SLR, tienen un alto rendimiento y una óptica realmente increíble. Al igual que las compactas, las cámaras CSC (cámaras compactas sin espejo de objetivos intercambiables), están dirigidas a todo tipo de fotógrafos, desde el aficionado hasta el sector más profesional. Si estás pensando en comprar una CSC, he aquí algunas consideraciones clave para ayudarte a tomar tu decisión.

Tipo de lente

Aunque puedes cambiar las lentes en una CSC, es importante recordar que no se pueden combinar los objetivos CSC con las lentes de una SLR o DSLR a menos que compres un adaptador especial (las monturas de las lentes son muy diferentes).

Panasonic fue pionera con estos modelos CSC con el lanzamiento de su cámara G1 en septiembre de 2008, y junto con Olympus, desarrolló el popular formato Micro Four Thirds (Micro Cuatro Tercios) para las lentes. Pero la cosa es que  “Micro Four Thirds” no funcionarán en una CSC de Canon, Nikon, Fujifilm y otros, ya que estos fabricantes tienen sus propios soportes (aunque, de nuevo, puedes comprar adaptadores especiales). Las lentes para CSC suelen costar más que sus equivalentes SLR, pero los precios están cayendo cada año.

Visores y pantallas

Las CSC más baratas carecen de un visor incorporado, por lo que tienes que componer las imágenes en la pantalla trasera. Los visores electrónicos (EVFS) prevalecen en las CSC de gama más alta, y pueden ser fijos o incluso un híbrido electrónico/óptico, como en la Fujifilm X-Pro1. Pueden tener pantalla táctil, lo que es útil para establecer rápidamente el punto de enfoque o cambiar la configuración.

La mayoría de las pantallas y EVFs realzan el brillo de la imagen cuando hay poca luz, lo que facilita la composición de las fotos. Además, los EVFs son útiles con luz brillante cuando la imagen de la pantalla principal puede ser difícil de ver. Lo mejor es elegir un visor electrónico de alta resolución de entre 1.440 y 2.765 millones de píxeles y una pantalla principal de por lo menos 3 pulgadas y 920.000 puntos.

Tipo de sensor

Aunque los sensores Micro Cuatro Tercios son físicamente más pequeños que los sensores APS-C utilizados en las cámaras SLR, hay un número creciente de CSC con sensores APS-C o full-frame lo que es muy bueno para la calidad de la imagen. Cámaras CSC como la Sony A7 y A7R disponen de full-frame. Así que hay que tener en cuenta modelos CSC con sensores más grandes si deseas imágenes de gran tamaño y alta resolución.

En definitiva, hay que mirar mucho más allá en el rendimiento de una CSC que el número de pixeles y el tamaño del sensor, siendo también muy importante el acceso a una amplia gama de lentes de alta calidad.

Autofocus

En pocas palabras, el diseño sin espejo de las cámaras CSC significa que se basan en un método de detección del contraste AF, en comparación con el sistema de detección de fase que usan las cámaras SLR. Las CSC de hoy día ofrecen un enfoque más rápido que sus predecesoras, aunque los sistemas de detección de contraste lo pueden tener complicado cuando se quieren hacer fotos en movimiento, razón por la cual, la mayoría de los fotógrafos deportivos todavía utilizan cámaras SLR. Las CSC de gama alta, como la Olympus E-M1, ofrecen un sistema de detección híbrido fase/contraste.

Características adicionales

Canon EOS M Roja

Hay que revisar con cuidado todos los aspectos extra que aportan estas cámaras, ya que aunque muchas ya vienen con WIFI incorporado, otras tantas carecen, por ejemplo de flash incorporado (siempre queda la posibilidad de añadir uno).

No todas las pantallas traseras son táctiles y tienen un ángulo de visión variable.

¿Cuanto debo gastar?

Cerca de los 300 Euros podremos encontrar las CSC más baratas como la Canon EOS M, Olympus PEN E-PL5 o la Sony NEX-3NLB. Si subimos un poco el precio a unos 500 euros, podremos comprar cámaras de gama media como la Panasonic G6, y si ya pasamos a más de 1800 euros, nos iremos a los modelos full-frame como la Sony Alpha 7R o la Olympus OM-D E-M1, que cuesta unos 1400 euros.

3.-Camaras SLR

Las cámaras réflex de único objetivo, normalmente denominadas SLR, o DSLR si son digitales, siguen siendo las cámaras más populares. Las versiones digitales han recogido el testigo de las cámaras SLR con película, y han heredado toda su larga experiencia, siendo las más populares entre aficionados y profesionales. Podemos elegir una gran variedad de cámaras, desde las más básicas para los fotógrafos aficionados hasta verdaderos monstruos para los profesionales. Algunos modelos como la Canon EOS 100D son muy compactas por lo que no es fácil distinguir unos modelos de otros.

canon EOS 100D

Sensor

Los sensores de las SLR son generalmente APS-C (el mismo que algunas CSC) o full-frame. Un sensor de fotograma completo (full frame) es del mismo tamaño que la película de 35mm. Esto implica que los pixeles sensibles a la luz pueden ser más grandes que los de los sensores APS-C. Por tanto, cómo entra más luz obtenemos un mejor rango dinámico y menos ruido en comparación con las cámaras con sensor APS-C. Además los sensores APS-C, que son más pequeños, sólo capturan una porción de la escena en comparación con los full-frame. Esto es especialmente bueno para imágenes de gran angular, como paisajes.

Sin embargo, esto no quiere decir que los sensores APS-C seán “peores” que los full-frame, son sólo diferentes. Algunos fotógrafos prefieren las cámaras en las que el factor de recorte les da más “alcance”. Las SLR con sensores APS-C son generalmente más baratas.

Un ejemplo: Si usamos una lente de 28mm en una Canon SLR con un factor de recorte de 1.6x, nos veremos obligados a multiplicar la distancia focal de la lente por 1.6, lo que nos daría una distancia focal de 45mm. Así que una lente de 28mm cuando se usa en una cámara SLR con sensor APS-C nos da más juego que en las antiguas cámaras de 35mm. Las Nikon DSLR utilizan un factor de recorte de 1.5x.

Visor

Si prefieres un visor óptico tradicional para componer imágenes, en lugar de un visor electrónico o una pantalla LCD, entonces las SLR son mejor elección. Tienes que tener en cuenta que las cámaras réflex más baratas tienen visores ópticos que contienen espejos en lugar de prismas de cristal y ópticas superiores que podremos encontrar en los visores de las cámaras réflex de gama más alta.

Qué lente elegir

Otra gran ventaja de las cámaras SLR sobre las CSC es la amplia selección de lentes que tenemos a nuestra disposición. Además, algunos objetivos antiguos de Canon y Nikon también nos servirán en las cámaras réflex digitales (hay que chequearlo antes). También hay un mercado de segunda mano mucho más grande para lentes SLR.

Te puede interesar: ¿Qué objetivo elegir? Elige la mejor lente para tu cámara DSLR

Calidad de fabricación y uso de la cámara

Las SLR tienden a ser robustas – la Nikon D3300 tiene un cuerpo duro, duro de verdad – por lo que pueden ser una mejor opción que una CSC si te vas a ver envuelto en situaciones algo bruscas (la gama alta de las CSC también son muy resistentes y algunas, como la Fuji X-T1 o la Olympus OM-D E-M1, son resistentes al agua). Sólo hay que tener en cuenta que las cámaras SLR de gama alta tienden a ser mucho más grandes y pesadas que las CSC de gama alta. La Nikon D800 pesa 900 gramos (sólo el cuerpo), en comparación con los 407 gramos de la Sony Alfa A7RCSC. Algo a tener muy en cuenta si vamos a hacer muchos viajes: el peso de la cámara puede ser un problema.

Características adicionales

Todas las cámaras réflex digitales pueden grabar vídeos de alta definición. El WiFi y las pantallas de ángulo variable son cada vez más comunes en los modelos de gama media, como por ejemplo en la Nikon D5300, pero el control táctil todavía no es muy habitual.

nikon D7100 camara

¿Cuánto debo gastar?

Una buena cámara DSLR, como la Canon EOS 1100D, puede costar menos de 370 euros con una lente básica, mientras que un modelo de gama media como la D7100 de Nikon se encuentra en unos 900 euros sólo el cuerpo. Las cámaras SLR full-frame como la D610 de Nikon cuestan unos 1500 euros sólo el cuerpo.

Subscríbete a camaras.uno por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a camaras.uno y recibir notificaciones de nuevos artículos sobre cámaras y fotografía

Únete a otros 1.251 suscriptores